Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Una arquitectura más sostenible

El arquitecto Antonio Camacho asegura que los servicios de arquitectura debe contar con los mejores conocimientos técnicos y de diseño.

La arquitectura ha ido evolucionando a lo largo de los siglos. El hogar, la calle ,la escuela o el lugar de trabajo forman parte de la vida cotidiana, pasamos mucho tiempo en ellos, por lo que la arquitectura puede influir en la vida de las personas. El objetivo es crear espacios y tener en cuenta la sostenibilidad.

Cada vez hay una mayor conciencia sobre la protección del medioambiente. La arquitectura juega un papel muy importante a la hora de preservar el planeta a través de materiales respetuosos con la naturaleza y el ser humano.

La arquitectura y la salud son dos conceptos que van unidos, para que una persona tenga una buena salud, influye muchos factores, y uno de ellos es el entorno en el que vivimos, ya que tiene que transmitir confort y comodidad.

Los jardines verticales son también característicos de una arquitectura sostenible. Este tipo de arquitectura respeta el medioambiente, utiliza materiales de bajo impacto ambiental, fomenta la biodiversidad del entorno, emite menos CO2, prioriza la iluminación natural y una correcta regulación térmica.

¿Qué es la arquitectura sostenible?

La arquitectura sostenible utiliza materiales respetuosos con el medio ambiente durante el proceso de construcción. Sus materiales reducen el impacto ambiental de un edificio, como emplear materiales reciclados, la utilización de paneles solares…

Se va a utilizar estructuras de madera, el hormigón y el acero no van a desaparecer, aunque su uso va a ser más racional. A principios de 2023 comenzó él proyecto de la torre residencial más alta del mundo, de 100 metros de altura, con estructura portante de madera, en Suiza.

Beneficios de construir jardines

Es muy importante contar con un jardín en la urbanización o en una casa. Wikipedia explica que un jardín es una zona del terreno donde se cultivan especies vegetales, con posible añadidura de otros elementos como fuentes o esculturas, para el placer de los sentidos.

Hay que apostar por lo verde, porque los jardines son espacios naturales que delante o alrededor de un edificio o urbanización supone una serie de ventajas.

-Proporciona frescor en las horas con mayor impacto solar.

– Los árboles aíslan a los edificios del viento, también pueden ofrecer sombra en verano, por lo que ayudan con la temperatura.

-Ayudan a detener el exceso de aguas torrenciales, que en muchas ocasiones pueden provocar daños.

– El jardín te permite desconectar, puedes relajarte mientras contemplas la naturaleza o lees un libro. El contacto con la naturaleza es beneficioso para la salud y te proporciona bienestar.

-Cuidar el jardín fomenta relax y te permite evadir de los problemas.

-Puedes crear un huerto en el que sea posible cultivar verduras y frutas.

-Es un espacio perfecto para que los niños puedan jugar al aire libre y conecten con la naturaleza.

-El jardín es el lugar idóneo para preparar cenas con los familiares o para tumbarte y ver las estrellas.

Los jardines nos permiten jugar con diferentes elementos, como flores o plantas, que construyan un entorno de nuestro agrado. También podemos personalizar el mobiliario incluyendo, por ejemplo, sillas, mesas para la hora de la comida, columpios y todo aquello que deseemos integrar; incluso podemos actualizar pequeños detalles y estar siempre a la última moda.

¿Qué es un jardín vertical?

Un jardín vertical, consiste en múltiples plantas cultivadas en vertical, generalmente sobre un muro u otra estructura de soporte. El jardín vertical permite que la arquitectura integre elementos y materiales naturales.

Además, purifica el aire, mejora las condiciones ambientales y reduce la insolación, por lo que funciona como un sistema de aire acondicionado natural. Este tipo de jardines se crean por su estética, pero también por sus beneficios para el medioambiente.

Los beneficios de construir jardines verticales son:

Elimina las toxinas del aire

Mejora la habitabilidad, la calidad de vida de los ocupantes y el rendimiento energético. Estos jardines reducen la huella de carbono de un edificio al filtrar esos contaminantes y el dióxido de carbono del aire.

Un estudio de la NASA concluyó que, las hojas de las plantas y los microorganismos de las raíces pueden eliminar las toxinas del aire de los edificios.

Ahorro de energía

Los jardines verticales exteriores reducen la absorción de energía térmica que se transmite a través de las paredes de los edificios a las superficies interiores, por lo que no es necesario los sistemas de refrigeración con aire acondicionado.

Los jardines verticales interiores reducen la temperatura del aire, aumentan el flujo del aire y equilibran los niveles de humedad. Un dato muy interesante es que un edificio de 4 plantas con jardín vertical filtra al año 40 toneladas de gases nocivos y 15 kg de metales pesados.

Mejora la biodiversidad

Los jardines verticales aumentan la biodiversidad al crear hábitats para aves e insectos.

Comparte

Más comentados

Disfruta de tu jardín

La instalación en nuestra parcela de unos cenadores de madera, por ejemplo, puede ofrecer la solución más natural, estética y confortable para ganar

Compartir

Noticias relacionadas

Hilsenrath

Hilsenrath es una revista virtual dedicada a la arquitectura paisajista. Desde este espacio te proporcionaremos todas las ideas, trucos

Scroll al inicio