Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El aluminio, una gran opción para instalar en las ventanas de tu hogar

Con el paso de los años siempre vamos perdiendo fuerza y vitalidad y es que esto es ley de vida. Cuando somos jóvenes rebosamos dinamismo, sin embargo, a medida que pasan los años esta actitud va decayendo. Por suerte, algunas personas consiguen mantener su vitalidad hasta el final de sus días, sin embargo, lo cierto es que por desgracia para nosotros esta gente se puede sentir afortunada, ya que realmente son los menos.

Y esto mismo, aunque no os lo creáis es lo que le sucede a nuestro hogar y es que, aunque ponemos todos de nuestra parte para que luzca como el primer día, la realidad es que llegado un momento dado siempre optamos por meterle una buena reforma a la casa para que luzca renovada y como el primer día. En este sentido, la tecnología y los nuevos procesos nos han dado nuevos materiales y nuevas opciones constructivas que no solo nos facilitan nuestro día a día, sino que también hacen que nuestra casa pueda llegar a ser mucho más eficiente, respetuosa con el medioambiente y cómoda y, en ello, entre otros elementos, el aluminio juega un papel fundamental.

Es por este motivo por el que a lo largo de este post os queremos acercar al aluminio y es que, si vosotros estáis pensando en llevar a cabo una reforma en vuestro hogar, este es uno de los materiales que se va a convertir a bien seguro en vuestro mejor aliado. El aluminio, aunque cada vez está más presente en nuestras vidas, es un elemento que comúnmente asociamos a las ventanas de nuestras casas y es que es aquí donde más lo solemos ver. Esto se debe a que cuenta con innumerables ventajas que os iremos desgranando a lo largo del post, siendo dos de las más importantes su ligereza y su capacidad de aislamiento, de ahí que sea muy utilizada en cerramientos. Y es que cubrir terrazas con ventanas de aluminio es algo que cada día hacen cientos de ciudadanos, sin embargo, antes de llevar a cabo una reforma de este tipo, nosotros os aconsejamos que os asesoréis y preguntéis en vuestro ayuntamiento y en la comunidad de vecinos si os dan permiso, ya que de lo contrario os podríais encontrar con una situación similar a la de la venganza de Tristán, el jubilado que denunció a 800 vecinos de Salamanca por llevar a cabo cerramientos en sus casas. En este sentido, si vosotros contáis con los permisos necesarios para hacer un cerramiento como parte de una reforma o simplemente queréis cambiar las ventanas de vuestra casa por unas más modernas y eficientes, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Aluminios Franco y es que ellos cuentan con una gran experiencia en el sector del aluminio y os pueden ofrecer un producto de primera calidad adaptado a vuestras necesidades y siempre con la mayor de las garantías. Y es que, como os venimos avanzando, las ventanas de aluminio cuentan con diversas ventajas sobre otros materiales, entre las que destacan:

  • Las ventanas de aluminio no son inflamables. En caso de incendio no desprende sustancias nocivas para la salud.
  • El aluminio es ecológico. Respeta el medio ambiente ya que, para su formación precisa de un bajo coste energético, no es tóxico y es reciclable.
  • Gracias a los más amplios avances tecnológicos y unido a su ligereza, el aluminio permite la adaptación rápida y sencilla a cualquier tipo de obra y responde a cualquier tipo de necesidad arquitectónica.
  • Las ventanas de aluminio se adecuan fácilmente a cualquier tipo de espesor de vidrio, pudiendo así ofrecer un aislamiento térmico y acústico adecuado a las necesidades de cada hogar o local. Logra así adaptarse a cualquier requisito legal.
  • Las ventanas de aluminio permiten cualquier tipo de acabado lacado por lo que se puede dar un resultado final en cualquier color e incluso se permiten las imitaciones a madera, las cuales son casi perfectas.

Olvídate del mantenimiento con el aluminio

Una vez instalada la ventana de aluminio en su posición final, esto es, en el cerramiento que hayáis hecho o en el hueco de la ventana, la realidad es que esta carece de mantenimiento, ya que no atrae la suciedad gracias a sus acabados lacados. El rozamiento de los herrajes es dócil y suave, por lo que las averías por un incorrecto uso son mínimas, así como en el caso de que se acaben desgastando las ruedas con el paso de los años, el proceso para cambiarlas es simple, rápido y barato.

Comparte

Más comentados

Disfruta de tu jardín

La instalación en nuestra parcela de unos cenadores de madera por ejemplo puede ofrecer la solución más natural estética y confortable

Compartir

Noticias relacionadas

Hilsenrath

Hilsenrath es una revista virtual dedicada a la arquitectura paisajista. Desde este espacio te proporcionaremos todas las ideas, trucos

Scroll al inicio