Se potencia la edificación de jardines en viviendas, urbanizaciones y comunidades de propietarios

Se potencia la edificación de jardines en viviendas, urbanizaciones y comunidades de propietarios

Todo el mundo es consciente de que la vida rodeada de naturaleza es mucho más tranquila y más saludable que cualquier otra. El problema que nos encontramos es que no siempre es posible disponer de ese tipo de vida, sobre todo si trabajamos en una gran ciudad y tenemos la necesidad de no tener que realizar dos grandes desplazamientos cada día para acudir al trabajo y para regresar del mismo. La verdad es que, en muchas ocasiones, nos gustaría poder trabajar en otro lugar para tener muchas más opciones de vivir, aunque fuera, en las afueras de la ciudad.

Es cierto que, al trabajar en una ciudad, no podemos residir rodeados de un bosque, lugar en el que nuestra vida sería mucho más tranquila. Pero sí que tenemos la posibilidad de hacer algo que, al menos, nos haga sentir cerca de la naturaleza. Esa es la función para la cual se instalan los jardines en un chalet. Esa necesidad que tiene el ser humano por permanecer cerca de la naturaleza queda clara cuando vemos esos jardines cuidados que son la envidia de muchas personas que, por algún motivo, se tengan que conformar con la vida en un piso.

Una noticia que fue publicada en la página web del diario El Confidencial informaba de que la casa ideal de los españoles era un chalet de 167 metros, con jardín, piscina y garaje. La verdad es que vivir así bien merece ser considerado como todo un lujo. Es lo que deseamos en este país con todas nuestras fuerzas. Y eso demuestra la importancia que le damos a la naturaleza (al disponer de ese jardín) y la necesidad de la que hablábamos de permanecer cerca de ella en todo momento. Y es que el ser humano sabe que esa naturaleza es sinónimo de paz y tranquilidad.

Una noticia que vio la luz en la web de Idealista indicaba que, en el año 2009, el 57% de los europeos vivía en un chalet. La verdad es que se trata de un asunto que llama la atención puesto que, en España, no es tan habitual que así sea. De hecho, en la misma noticia se apunta que un 64’6% de los españoles reside en un piso. En nuestro país se ha apostado por la construcción en vertical y esa no ha sido una buena noticia para aquellas personas que necesitan tener contacto con plantas y jardines, si bien eso, poco a poco, está cambiando.

Son muchos los amantes de la naturaleza en España que desean que, en su casa, se tenga un contacto con ella. Eso es lo que conduce a mucha gente a la compra de una vivienda con jardín. Desde Ebrocorte nos han comentado que la mayoría de sus clientes, que suelen ser empresas constructoras, ya se encuentra edificando casas con jardín en España debido al aumento de la demanda de este tipo de viviendas entre nuestra población. Y es que la calidad de vida con un jardín en casa, aunque sea pequeño, mejora de una manera más que considerable.

Una apuesta que también llega a la construcción de bloques de pisos 

Antes comentábamos que la cosa estaba cambiando en lo que tenía que ver con la edificación en vertical. La explicación es que son muchos los bloques de pisos en cuyas zonas comunes han empezado a aparecer jardines de todo tipo. Y es que es una de las cosas que más demandan los propietarios de las viviendas en altura. Todos ellos también saben de sobra la importancia que tiene tener plantitas cerca y tratan de que, al menos desde su ventana, puedan observar un pequeño jardín.

Resulta evidente que un jardín nos ayuda a tranquilizarnos, a afrontar la vida de otra manera. Son muchas las personas que lo reconocen y que, desde luego, estarían encantadas de disponer de uno de estos lujos en su vivienda. Afortunadamente, en España cada vez hay más espacio para las zonas verdes y esto es algo que no solo se debe encontrar en espacios privados, sino también en sitios públicos. La construcción de parques debe ser una prioridad en la sociedad actual. Cuantos más haya, mayor será la calidad de nuestras vidas.

Hay muchos países en Europa que nunca han dejado de trabajar en lo que venimos demandando y, ahora, sus ciudades son consideradas como las más bonitas. Comparemos la cantidad de parques que tiene Berlín con los que tiene una ciudad española, la que queráis. La capital alemana nos gana y, como ella, algunas otras capitales del Viejo Continente. España tiene que dar el do de pecho para que sus ciudades se encuentren a la cabeza en este sentido. Sería una muy buena noticia para todos nosotros y nosotras.