Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los Mejores Árboles para Jardines Pequeños

Un árbol, considerado pequeño, no debe superar los 6m y medio de altura ni los 3 o 4 de diámetro.

Entre los árboles pequeños más favorecedores y adecuados si tenemos un pequeño jardín se encuentran las mimosas. Tenemos muchas variedades y cualquiera puede servirnos, ya que son árboles de escasas dimensiones, de hecho, suelen plantarse en maceta.

Poseen abundante y espectacular floración de color amarillo dorado que se puede apreciar a final del invierno y resulta muy ornamental.

Ahora bien, de entre todas las diferentes mimosas hay una que, personalmente, me fascina: la Acacia de Constantinopla.

De hecho, he aprendido todo lo que he podido sobre este árbol para plantarlo en mi jardín pensando en un par de eventos importantes que quiero celebrar.

Uno de ellos es la fiesta de compromiso de mi hija pequeña, que está enamorada de este tipo de árbol. Tengo prácticamente todo listo, hasta el catering que he reservado en Catering de Lisi con bastante antelación.

Una de las cosas que más me gustan de este servicio es su concepto de catering personalizado, en el que se trabaja de forma estrecha con el cliente para obtener los mejores resultados.

Además, hace años que cuento con esta empresa para diferentes eventos. Empezó en el año 2010, con fiestas privadas de particulares y, precisamente fue a través de una de estas fiestas que conocí esta forma tan especial de hacer un catering.

La excelente materia prima y la elaboración artesanal, la cuidada presentación de los platos y la ejecución impecable son su mayor prioridad y más si estás pensando en celebrar un evento muy íntimo y con esa esencia que solo da el hecho de cuidar cada detalle.

Cómo cuidar y cultivar la Acacia de Constantinopla

Sabía que el tema del catering iba a ser rápido al contar ya con la empresa adecuada pero la puesta a punto del jardín me tenía algo más preocupada.

En cualquier caso, la Acacia de Constantinopla es un árbol que no necesita tener una gran pericia como jardinera, lo que ayudo mucho a que todo saliera a la perfección.

Este preciso árbol, también conocido como Árbol de la Seda o Acacia de Persia, es ideal para todo tipo de jardines, en los pequeños se ve espectacular, como ejemplar aislado, y en los jardines más grandes, se pueden plantar alineaciones, poniendo un ejemplar a ambos lados de un camino.

Su cultivo y mantenimiento son fáciles, lo que te permite tener un árbol obtenido de semilla, o adquirirlo en un vivero.

Tiene un crecimiento ni muy rápido, ni muy lento, más bien tiene un ritmo de crecimiento medio. En las zonas ventosas necesita estar sujeto a un tutor, al menos uno o dos años, puesto que el tronco se puede romper con facilidad.

Podemos elegir una zona soleada para clocarlo, aunque puede adaptarse sin problema si por la mañana tiene sol y por la tarde le da algo la sombra.

Una vez seguidos estos sencillos pasos ya solo queda cuidarlo, no está de más podarlo de vez en cuando.

La celebración iba a ser en verano que es el momento de floración de este árbol, más concretamente de junio a septiembre. Después, el fruto, como leguminosa que es, es una vaina que contiene las semillas.

Comparte

Más comentados

Disfruta de tu jardín

La instalación en nuestra parcela de unos cenadores de madera por ejemplo puede ofrecer la solución más natural estética y confortable

Compartir

Noticias relacionadas

Hilsenrath

Hilsenrath es una revista virtual dedicada a la arquitectura paisajista. Desde este espacio te proporcionaremos todas las ideas, trucos

Scroll al inicio