La venta y alquiler de casas con jardines se dispara

La venta y alquiler de casas con jardines se dispara

Creo que casi cualquier persona querría vivir en una casa o piso moderno, amplio, bien decorado y con todas las comodidades posibles, eso es algo obvio, pero de un tiempo a esta parte parece que hay cierta tendencia, sobre todo por parte de las familias jóvenes, a intentar mudarse a casas de campo con amplio espacio exterior o, en su defecto, a apartamentos con buenas terrazas o jardines. Y es que cada vez prima más lo de fuera que lo que haya dentro de la vivienda.
Seguir Leyendo
De cuando la casa de campo se convirtió en chalet

De cuando la casa de campo se convirtió en chalet

Mis abuelos eran manchegos, de un pequeño pueblo de Toledo, y cuando éramos niños, con mis padres, tíos y primos íbamos a veranear a su casa y nos lo pasábamos genial. Dice el refrán que: “¡Quien tiene pueblo, tiene un tesoro!” y he de reconocer que así es…  Mis abuelos, aparte de la casa principal, tenían también una caseta en el campo rodeada por pinares centenarios y por unas tierras en las que mi abuelo Celedonio cultivaba todas especies de verduras, hortalizas y legumbres con las que mi abuela Juana hacía unos pucheros deliciosos. Solíamos pasar los fines de semana allí y de ello tengo un recuerdo diamantino que jamás se me olvidará…
Seguir Leyendo
Un jardín económico

Un jardín económico

Hay jardines, y jardines, de eso estamos seguros, y no es lo mismo decir que tienes un jardín den la parte trasera de tu vivienda y ver un espacio árido lleno de tierra que decir que tienes un jardín y encontrar verdaderamente un espacio verde, con rincones especiales ideales para descansar, leer un libro o cenar a la luz de las estrellas en una calurosa noche de verano. Pero ¿es verdad que sólo aquellos que tienen una buena cartera pueden permitirse un jardín así? Puede que no.
Seguir Leyendo
Murales de jardín

Murales de jardín

¿Os acordáis cuando no hace demasiado tiempo los grafiteros estaban considerados nada menos que delincuentes? Bueno… en cierta manera lo son, más que nada por eso de pintar mobiliario urbano o fachadas de edificios que no les pertenecen, pero si lo hacen en lugares habilitados para ello se convierten en grandes artistas, al menos algunos de ellos. De un tiempo a esta parte, sobre todo en jardines y terrazas, se está poniendo de moda eso de pintar un mural, bien mediante la técnica más tradicional de todas (la brocha) o mediante el grafiti, y la verdad es que se están consiguiendo ambientes realmente preciosos.
Seguir Leyendo